Vamos a sacar la basura y a dejar que entre la luz

¿Quién no ha dicho-pensado alguna vez esta frase? Muchas de las personas que nos encontramos por el camino no tienen un efecto especialmente agradable en nuestras vidas. Normalmente las apartamos de nuestro lado, las maldecimos y volvemos la cara para otro lado. Pero siempre existe una enseñanza oculta detrás de las reacciones de rechazo u hostilidad ante alguien que nos crispa, especialmente si se trata de nuestra pareja.

Si alguien consigue sacar lo peor de nostros, es que existe algo dentro deseando salir, ya sea expresado en sentimiento de culpa, orgullo o un falso ego demasiado mimado. Forma parte de nosotros. Infinidad de emociones con las que nos da miedo tratar. El milagro consiste en mirar a la cara a todos los fantasmas que nos impiden ser felices y tratarlos con mucho amor. No lo soportarán, tendrán que irse. Y nosotros nos sentiremos mucho más ligeros de equipaje innecesario.

Si sale algo, es que siempre ha existido. Estuvo ahí dentro, a veces conseguimos dominarlo; otras lo ocultamos, pero cuando llega la persona o situación indicada, sale a borbotones, como una tubería rota con agua podrida deseando, por fin, ver la luz. Es momento de limpiar y, muy al contrario de maldecir a esa persona, se vuelve urgente agradecerle su visita y perdonarte a ti mismo.

Quizás, el agua llevaba encharcada muchas vidas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: